Advertisement
  Image     Principal arrow ART: Aerostación arrow ART. 225º Aniversario del Primer vuelo en globo tripulado de la historia.

Calendarios

La FEADA
Deportes
Servicios
Afiliaciones
Acredit. Técnicas


ART. 225º Aniversario del Primer vuelo en globo tripulado de la historia. PDF Imprimir E-Mail
viernes, 21 de noviembre de 2008

Tal día como hoy, hace 225 años, tuvo lugar el primer vuelo en globo aerostático tripulado de la historia.

Ocurrió un 21 de noviembre de 1783 en la ciudad de París, un globo Montgolfier tripulado por Jean François Pilâtre de Rozier y acompañado por el marqués François Laurent D'Arlandes surcó los cielos de París. Durante el vuelo, de 25 minutos, empleando un globo de aire caliente y hecho de papel barnizado construido por los hermanos Montgolfier, viajaron 13 kilómetros desde el Château de la Muette hasta Butte-aux-Cailles, y desde allí sobre las afueras de París, alcanzando una altura de 3.000 pies (914m).

Tal proeza fue presenciada por el rey Luis XVI de Francia y cerca de 400.000 parisinos.

Tras el primer vuelo de un globo aerostático ocurrido el 4 de junio de 1783 por los hermanos Montgolfier, éstos fueron experimentando con globos más grandes. El rey Luis XVI enterado de los avances obtenidos por los hermanos en sus experimentos, ordenó que se realizara una exhibición en los jardines de Versalles. Para ellos los Montgolfier construyeron un globo muy decorado y decidieron probar también si en las capas superiores del aire era posible la vida animal. Para ello el 19 de septiembre de 1783 elevaron en un cesto cilíndrico suspendido del globo a tres animales: un pato, una oveja y un gallo. El vuelo duró 8 minutos y recorrió 2.400 metros. Al aterrizar, los animales no mostraron efecto nocivo alguno, por lo que los hermanos Montgolfier se dedicaron inmediatamente a construir un globo capaz de transportar a un hombre.

En el nuevo modelo se montó un horno para que el vuelo fuera más largo. Poner el globo en condiciones demoró dos meses y se hicieron varios ensayos teniéndolo sujeto a tierra por una soga. Finalmente, todo estaba listo, al fin el hombre se desprendería por vez primera del suelo.

Para el inminente vuelo, el mismísimo Luis XVI había ofrecido a dos criminales sentenciados para que sirvieran de pasajeros. Ante esto, Jean-Francois Pilatre de Rozier, historiador y entusiasta, se indignó y dijo: "¿Es que unos viles criminales van a tener el honor de ser los primeros en elevarse al cielo?, ¡yo mismo iré!".

El aire del interior de la montgolfiera se calentaba por medio de un gran fuego de paja que los dos temerarios tripulantes alimentaron durante todo el curso del viaje, con tanto celo, que no consiguieron siquiera gozar de la visión de París desde lo alto, visión que aparecía a los ojos humanos por primera vez en la historia. De todos modos la impresión fue enorme en la ciudad y en todo el inundo, y el municipio parisiense donó una medalla de oro a los primeros navegantes del espacio.

Pilatre de Rozier, presenció el primer vuelo de globo de los hermanos Montgolfier. El 19 de septiembre ayudó en el vuelo tripulado por los animales. Fue, junto con Joseph Montgolfier, uno de los seis pasajeros del segundo vuelo, el 19 de enero de 1784, con un enorme globo de Montgolfier, Le Flesselles, que partió de Lyon. Tenía un volumen de unos 13.000 m³, aproximadamente diez veces más que el primer vuelo, pero sólo recorrió un corto trayecto.

Pilatre de Rozier participó en otro vuelo el 23 de junio de 1784, en una versión modificada del primer globo de Montgolfier bautizado La Marie-Antoinette en honor a la reina, que despegó ante el rey de Francia y el rey Gustavo III de Suecia. El globo, tripulado por de Rozier y Joseph Proust, voló hacia el norte a una altura de unos 3.000 metros, por encima de las nubes. Recorrieron 52 km en 45 minutos, antes de que el frío y las turbulencias les forzasen a descender pasado Luzarches, entre Coye y Orry-la-Ville, cerca del bosque de Chantilly. Establecieron un nuevo récord de velocidad, altura y distancia viajada.

En España, el honor del primer vuelo correspondió al italiano Vicenzo Lunardi. El 14 de noviembre de 1792 se elevó desde los jardines del Buen Retiro y descendió, a cinco leguas, en el pueblo de Daganzo de Arriba, aunque sólo logró alcanzar los 300 metros de altura. El 27 de junio del año siguiente, la Reina María Cristina, en un alarde de valor, sobrevoló la madrileña Casa de Campo.

Fuentes:

 

 
< Anterior   Siguiente >



Redes Sociales

Enlaces

Image

Image

Image

Image

  Image     
Sitio implementado por: PATANEGRA Soft - © Jun2006